¿Por qué envasamos nuestros productos en bag-in-box?

Para reducir nuestra huella ecológica y ahorrar energía, agua y combustible envasamos nuestros productos líquidos en bag-in-box, un formato revolucionario que facilita la venta a granel y ayuda a reducir la cantidad de plástico desechado.

baginbox-medidas-Goodgranel

Envasamos nuestros productos de limpieza e higiene líquidos en formato bag-in-box de 15 kg, formadas por una bolsa de plástico HDPE de 80 g dentro de una caja de cartón kraft, materiales 100% reciclables, por qué hemos comprobado por experiencia que es el formato más sostenible y práctico de todos los que hemos testado, incluyendo los bidones de plástico de mayor formato.

De hecho, en un principio, empezamos envasando en bidones de plástico de 25 kg, pero con todos los problemas de logística y costes añadidos de fabricación, nos pusimos a buscar otras opciones. Investigando nuevos formatos, dimos con las bag-in-box, un formato revolucionario que ya usaban otras marcas de renombre del norte de Europa.

Los bidones se deben (re)llenar en la fábrica, en un entorno controlado siguiendo con la normativa vigente, y no siempre se acaban a la vez. El traslado de los bidones vacíos se deben transportar de vuelta a la fábrica, con lo que se genera un consumo mucho mayor de combustible en las recogidas.

Una vez en la fábrica hay que limpiar y desinfectar a fondo dichos bidones antes de rellenarlos para eliminar las trazas del lote anterior, con el inmenso gasto de agua y energía que supone; y además, se deben sustituir cada ciertos ciclos para garantizar los estandares de calidad y seguridad requeridos por ley.

Bag-in-box desmontada

Cada bidón está hecho de unos 3 kg de plástico, que comparados con los 80 g de las bag (bolsas) que van dentro de las cajas (box), suponen un consumo de plástico mucho mayor, aún reutilizando dichos bidones unas 10 veces. Además, las bag-in-box de 15 kg son mucho más prácticas y cómodas para transportar y mover por la tienda (evitando esguinces cervicales y contracturas a les dependientes), con lo que te permite hacer la venta directa de las cajas a grupos de consumo, asociaciones, empresas o particulares.

Por todos estos motivos seguimos apostando por el formato que nos ha enamorado. Mientras tanto, seguiremos investigando y abiertos a posibles mejoras que iremos incorporando en la elaboración y envasado de nuestros productos, con la idea de reducir al máximo nuestra huella ecológica y minimizar el impacto medioambiental de nuestra actividad.